Ética y valores empresariales

.

.

3 min. de lectura

Ética y valores empresariales

La ética empresarial es el conjunto de principios y valores que guían el comportamiento y las decisiones en una organización. Tienen que ver con la responsabilidad social corporativa que busca asegurar que las empresas operen de manera ética. La ética empresarial define los fundamentos de su trayectoria institucional y la solidez de sus proyectos y metas.

El propósito de una empresa es maximizar utilidades, lograr los fines propuestos y administrar la productividad y el crecimiento, gestionando los medios de que dispone, dentro de un marco ético/humanista, centrado en la persona y en la preservación de sus derechos.

La definición de ética está relacionada con el concepto “Obediencia a lo no obligatorio” (Kidder, 2002, pág. 11) según el cual, la ética está concebida desde la autonomía de la persona, desde la no obligatoriedad de cumplimiento. La ética se vive en el espacio individual, donde la persona aplica voluntariamente los valores, los cuales los asume como propios. Los valores muestran el camino para llegar a ser un ser humano maduro, libre y responsable.

Estos son los aspectos más importantes que definen la ética empresarial:

  • Honestidad: La honestidad es un valor fundamental que implica actuar de manera veraz,  sincera y justa. Sus acciones son transparentes y dice lo que piensa  independiente de lo que los demás deseen escuchar.

  • Integridad: La integridad es el valor de la congruencia. Es el hecho de decir y hacer lo mismo sin fisuras y en cualquier circunstancia. 

  • Equidad y justicia: La ética empresarial demanda el trato justo y equitativo  a todos los miembros de la organización y a sus grupos de interés por igual.

  • Respeto a los Derechos Humanos: Implica reconocer y salvaguardar los derechos fundamentales inherentes a los demás, sin importar su raza, religión, género, orientación sexual, nacionalidad, discapacidad u otras características personales. 

  • Responsabilidad Social Corporativa: se refiere al compromiso que ejerce la organización de actuar de manera ética y responsable a fin de atender a las empresas y personas de manera ética y contribuir positivamente al bienestar de la sociedad en general, cuidando su medio ambiente y la salud en general.

  • Cumplimiento legal y normativo: Las organizaciones éticas cumplen con los preceptos legales, no sólo de aquellas a los que están obligadas, sino incluso en otras donde sus principios éticos se lo demandan.

  • Prevención de conflictos de intereses: Se trata de evitar que los intereses personales influyan por encima de los organizacionales y del bien común. Así como, que los intereses personales se impongan en aspectos comerciales y económicos.

  • Compromiso ético en la Cadena de Suministro: Asegurar que los proveedores y socios comerciales también cumplan con estándares éticos. 

  • Toma de decisiones éticas: Tiene que ver con la cultura de liderazgo organizacional en que los líderes y supervisores mantengan conductas éticas y respetuosas con sus colaboradores, y se reporte a Recursos Humanos los posibles casos detectados de comportamientos antiéticos.

Por medio de su ética empresarial los negocios construyen reputación y prestigio, aumenta su confiabilidad  y  se hacen deseables a los ojos de los clientes.  El éxito de los negocios depende en gran parte de las acciones de su capital humano y cuando sus acciones son éticas y responsables el nivel de impacto positivo en el medio será todavía mucho más elevado.

Te invitamos a comunicarte con nosotros en contacto@megaron.com.mx para conocer nuestros programas de desarrollo. 

609

Visualizaciones.

Entradas Recientes

Add Comment