Técnicas de motivación laboral

.

.

4 min. de lectura

Técnicas de motivación laboral

“Motivo es aquello que impulsa a una persona a actuar de determinada manera o que
origina una propensión hacia un comportamiento específico”
Idalberto Chiavenato (2000)

La motivación es una cuestión personal, nadie puede motivar a otro, sin embargo la motivación dentro del entorno laboral es un elemento fundamental para que cualquier organización tenga éxito, ya que de ella depende en gran medida la consecución y cumplimiento de objetivos. Si bien es cierto que todo trabajador labora por un sueldo, la compensación económica no suele ser el único motivador que hace que las personas desarrollen su trabajo, puede responder a un tema de sana competencia, aceptación, reconocimiento de logros, relaciones personales, etc. De ahí que no siempre el factor económico mueve a los trabajadores, es por eso que las organizaciones deben desarrollar políticas adecuadas para incentivar la motivación en los colaboradores. Existen diversas técnicas de motivación laboral para el desarrollo del capital humano, las cuales te recomendamos llevarlas a cabo.

10 Técnicas de motivación laboral

1. Flexibilidad laboral.

Gracias a las nuevas tecnologías muchos trabajos que venían realizándose en oficinas o espacios de trabajo compartido, hoy se desempeñan a distancia desde cualquier espacio, lo cual se traduce en una mayor flexibilidad para el colaborador ya que tiene la libertad de combinar mejor su vida profesional y personal, aumentando su nivel de motivación por el trabajo e incentivando la responsabilidad ante el mismo.

2. Adecuación al puesto de trabajo para el que fue contratado.

Es importante que las actividades que desempeñe el colaborador vayan en relación con sus habilidades, conocimientos y experiencia; si el colaborador realiza actividades por debajo de sus competencias puede ser que se sienta poco valorado, por el contrario, si las tareas que realiza exigen más de sus conocimientos y capacidades, posiblemente propiciará en él frustración o sentimiento de fracaso.

3. Reconocimiento de logros.

Una de las técnicas de motivación laboral más importante es reconocer la aportación de los colaboradores, éste es uno de los sucesos más gratificantes para ellos. Se puede realizar de diversas maneras, tal vez por medio de un incentivo económico, un ascenso, algún día libre, la adquisición de nuevas responsabilidades. El reconocimiento a los empleados es clave fundamental que produce motivación para el trabajo y satisfacción laboral.

4. Establecer retos.

A los seres humanos nos gustan los retos, salir de la zona de confort es motivante. Asumir nuevos retos y desafíos implica que el colaborador incorpore nuevos conocimientos y habilidades que le ayudarán a impulsar su carrera profesional y adquirir mayor experiencia.

5. Mayor autonomía.

Es común que el jefe sea quien diga la última palabra, sin embargo, ofrecer un voto de confianza a los colaboradores para que expresen sus ideas y opinión en el trabajo permite mayor flexibilidad en la forma de trabajar, por lo tanto el colaborador se sentirá más seguro y con mayor libertad para tomar ciertas decisiones. El sentido de autonomía personal empodera y genera autoconfianza.

6. Cuidado de los espacios de trabajo.

El espacio de trabajo es fundamental para que los colaboradores se sientan cómodos y satisfechos para desarrollar sus tareas. Un espacio iluminado y ventilado, contar con un equipo funcional, mobiliario adecuado y los materiales necesarios para afrontar la jornada laboral, les permitirán rendir al máximo

7. Planes de carrera.

Promover la formación constante de los colaboradores supone ventajas para la organización ya que se consigue mayor actitud de participación y logro de resultados; los procesos se vuelven más eficientes con lo que aumenta la productividad y la empresa contará con profesionales más capacitados para responder con efectividad a sus necesidades y objetivos.

8. Metas alcanzables.

Un empleado es más eficiente cuando sabe que su meta es alcanzable, es real, por tal motivo es importante que se comuniquen los objetivos a alcanzar ya sea de forma individual o conjunta. Tener claridad de lo que se espera de uno, motiva para la realización de las tareas, ofrece seguridad y aumenta el compromiso.

9. Adecuada importancia al salario.

Otra de las técnicas de motivación laborales contar con un sistema de compensación efectivo. Como lo hemos comentado, el salario en sí mismo no supone una fuente de motivación laboral, sin embargo si un colaborador siente que el sueldo que recibe no es justo, no es equitativo a su desempeño y aportación, puede desmotivarse. Por tal motivo es importante que la retribución económica sea adecuada al puesto y a las actividades de cada trabajador.

10. Evaluación del clima laboral.

La información obtenida de un análisis de clima laboral permite hacer las correcciones internas adecuadas para alcanzar objetivos, identificar puntos críticos y desarrollar estrategias para asegurar que el trabajo se ejecute en las condiciones óptimas. Es necesario aplicar encuestas de satisfacción para favorecer el trabajo en equipo y el compañerismo.

Como mencionamos anteriormente, el éxito de la empresa está directamente relacionado con la motivación de sus colaboradores, los cuales tienen injerencia directa en que los negocios triunfen o fracasen. Efectivamente, un colaborador motivado es mucho más productivo. Y tú ¿cuál es tu nivel de motivación en el trabajo al día de hoy? Te recomendamos nuestro artículo: La importancia de la motivación en el trabajo

Deseas conocer más técnicas para contar con trabajadores motivados y productivos, contáctanos a contacto@megaron.com.mx con gusto te podemos ayudar y guiar.

83

Visualizaciones.

Entradas Recientes