• Megaron

Cómo medir la productividad en el trabajo

En los tiempos actuales de crecimiento económico tímido e inestable, el factor productividad en el trabajo tiene sentido de urgencia. En las organizaciones la productividad marca el rendimiento de los empleados en particular y de la empresa en su conjunto. En los últimos años el factor productividad ha tenido un impulso muy importante gracias a la aportación de la tecnología y al trabajo por procesos.


Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la productividad en el trabajo es la utilización eficaz y eficiente de los todos los recursos disponibles, tangibles (capital, maquinaria, tierra, energía…) o intangibles (tiempo, información, colaboración…) más las horas hombre trabajadas, para aumentar el agregado añadido de productos y servicios. Así pues, se entiende por productividad al vínculo existente entre lo que se ha producido y los medios que se han empleado para conseguirlo. A nivel nacional la productividad se mide entre el ingreso nacional y el gasto total que es la suma de los insumos invertidos más el costo de la mano de obra en relación horas/hombre.


Una nueva manera de identificar la productividad en el trabajo:


El gran error en el concepto de productividad es pensar que solo puede aplicarse en la producción de productos materiales.


1. La productividad está relacionada con cualquier tipo de organización o sistema, en particular la información. Los especialistas en información se han convertido en un nuevo recurso para impulsar la productividad. La tecnología de la información aporta insumos importantísimos para el desarrollo de los negocios. La automatización flexible, los microprocesadores, los sistemas de producción de flujo mixto y sobre todo la aparición de los “trabajadores de acero” o robots, están sustituyendo la mano de obra humana y reduciendo el consumo de materias primas costosas y escasas.


2. El concepto de productividad está cada vez más relacionado con la calidad del producto, de los insumos y del propio proceso. La calidad es una filosofía de trabajo que aporta la existencia de la disciplina y la constancia en la aplicación y seguimiento de estándares con objeto de mejorar los resultados y mantenerlos a tiempo. La productividad por medio de la calidad se obtiene cuando el cliente expresa su plena satisfacción por el producto y/o servicio recibido. En la productividad a través del servicio es el cliente quien establece las expectativas del valor añadido que espera obtener.


3. La importancia de la aportación humana en la productividad en el trabajo es una de los factores relevantes en la evolución del concepto productivo de la empresa actual. La sustitución paulatina del músculo humano por el conocimiento inteligente como máxima aportación humana en el trabajo ha revolucionado el proceso productivo. Las métricas ya no son sólo cuantitativas, numéricas y con valor financiero, sino cualitativas, que dependen del potencial humano con que se cuenta y la manera como dicho potencial se manifiesta e influye en el sector productivo y en el rendimiento de los negocios. La gran innovación del factor humano, más allá del conjunto de horas hombre trabajadas, está en la productividad personal como aportación individual de cada trabajador.


Indicadores de la productividad laboral:


Los indicadores de productividad en el trabajo son el conjunto de variables que, al analizarlas de manera conjunta, permiten conocer qué tan productivo es un proceso, una persona, un proyecto o cualquier otro factor que incide en la productividad de la empresa.


Lo que todas las empresas pretenden como principal objetivo es alcanzar la máxima productividad a fin de lograr el equilibrio más rentable posible entre los recursos empleados y los beneficios obtenidos.


En una cadena de suministro, se necesitan conjugar multitud de factores para determinar la rentabilidad del negocio y cuáles son los obstáculos o fallos que dificultan la evolución del mismo.


La manera de cuantificar la productividad es convirtiendo todos los componentes que incluyen la actividad empresarial y los resultados obtenidos en una unidad de medida común, como la monetaria, para alcanzar una magnitud homogénea, luego se multiplica cada componente por su coste. De la misma manera hay que cuantificar los componentes intangibles del negocio como son la calidad, el servicio, el talento, el entrenamiento anual de los colaboradores, niveles de satisfacción en el trabajo, riesgos psicosociales y demás rangos de efectividad que intervienen en el negocio.


Los tableros de control, como el BSC(Balanced Scorecard), las evaluaciones de desempeño y el cumplimiento de políticas también son cuantificables y forman parte de la productividad en el trabajo.


Como hemos referenciado anteriormente, es importante implementar los indicadores adecuados para determinar qué tan productivo es un proceso, en Megaron te apoyamos con la definición de los indicadores para ser analizados, contáctanos contacto@megaron.com.mx

26 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo