• Megaron

El impacto de los líderes autocráticos

Generalmente confundimos conceptos como poder, autoridad y liderazgo. Los tres tienen dos factores comunes: se desarrollan en relación con uno o un grupo de personas e integran a la vez el efecto “influencia”.


Influir es ejercer el predominio o la fuerza moral que hace que otra u otras personas modifiquen su forma de pensar y ejecuten actos diferentes a los habituales, que no hubieran efectuado sin dicha conexión.


Liderazgo es influencia. Es la habilidad de influir en el comportamiento de otros con objetivo de generar confianza y modificar comportamientos para desarrollar mayor potencial en beneficio de sí mismos y al servicio del logro de objetivos y metas. El liderazgo organizacional es la capacidad de estimular acciones positivas y retadoras en los equipos de trabajo a fin de alcanzar los objetivos del negocio.

La manera en que el líder ejerce el poder, que es la capacidad de aplicar autoridad en quienes aceptan su derecho de ejercerlo, define la calidad del liderazgo que se aplica.


Existen en la práctica laboral 10 estilos de liderazgo básicos:

  1. Liderazgo autocrático

  2. Liderazgo burocrático

  3. Liderazgo carismático

  4. Liderazgo participativo o democrático

  5. Liderazgo 'Laissez-faire'

  6. Liderazgo orientado a las personas

  7. Liderazgo natural

  8. Liderazgo orientado a la tarea

  9. Liderazgo persuasivo

  10. Liderazgo paternalista


Qué un liderazgo sea correcto y positivo y otro sea con efectos negativos depende del estilo de comunicación que el líder ejerce en sus colaboradores. En este artículo nos centraremos en los líderes autocráticos.


Características de los líderes autocráticos:


El estilo o modelo de liderazgo que adoptan los líderes tiene que ver con la lectura que hace el líder del entorno (ejemplo: la cultura empresarial) y el sistema de relación que emplea con su equipo en el cual ejerce poder y autoridad.

Los líderes autocráticos imponen su poder personal, consideran que la manera de trabajar es la que ellos consideran válida, tomando bajo su control todas las decisiones del grupo sin pedir la opinión de los participantes. Su voluntad es la ley y el orden.


Estas son las principales características que los distinguen:


  • Trabajan bien bajo presión y en situaciones de crisis. Si no las hay ellos las propician.

  • No participan en la ejecución de las tareas, sólo lo hacen en la etapa de ofrecer las indicaciones pertinentes para la ejecución de las mismas. Ordenan e imponen, no tienen en cuenta las aportaciones de otros.

  • No comunican, ni informan, sólo dan órdenes que deben cumplirse en el plazo que ellos indican.

  • Se enfocan en la crítica del trabajo, en encontrar fallos u omisiones en las tareas que se realizan, no tienen en cuenta el valor del aprendizaje y del reconocimiento de quienes hacen las cosas bien. Los escasos momentos en que aplican retroalimentación, utilizan el tono de regaño en vez de un tono conciliador que propicie la apertura y la superación personal.

  • Son controladores y prácticamente no delegan. Necesitan sentir que tienen el control de todos los detalles de la tarea en sus manos con la libertad de manejarlos a su gusto, necesidad u ocurrencia. Desconfían de los demás y de sus capacidades.

  • Asumen la responsabilidad total de la empresa. Los líderes autoritarios consideran que todos los empleados están bajo su mando y autoridad. Si alguien comete un error siente la necesidad de enmendarlo personalmente.

Impacto de los líderes autocráticos en los equipos de trabajo:


  1. Inspiran temor en sus colaboradores, no propician el aprendizaje y generan un ambiente corrosivo y tenso en la organización.

  2. Los colaboradores sólo comunican buenas noticias, evitan las malas y rehúyen de exponer problemas severos para evitar su enojo, sus posibles gritos y la persecución de culpables en vez de enfocarse en la búsqueda de solución. No existe transparencia.

  3. Genera clima de desconfianza, elemento fundamental para la integración de un equipo de trabajo. Los compañeros desconfían unos de otros y se organizan pleitos y rencillas. La efectividad y la productividad quedan afectados.

  4. No forma, sólo instruye a sus colaboradores. El único espacio de desarrollo que admite es el técnico, no fomenta la formación humanista y los programas de Coaching.

  5. El estilo autoritario afecta al clima laboral. Existe estrés, agotamiento y desmotivación por parte de los empleados. Se incentiva la rotación y la fuga de talento. En muchos casos las redes sociales ponen en aviso a nuevos posibles candidatos del tipo de liderazgo negativo que una determinada organización aplica. “Las redes sociales son la amenaza más inmediata para la reputación de una compañía"


Es importante reconocer este estilo de liderazgo y las ventajas que pudiera tener dentro de la empresa, ya que impactará de una u otra manera los objetivos fijados, en Megaron te ayudamos a identificar estas características, con el fin de saber si es bueno o no para tu organización, contáctanos a contacto@megaron.com.mx


11 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo