Capacitación empresarial y generación de potencial

.

.

3 min. de lectura

Capacitación empresarial y generación de potencial

Sin duda la capacitación empresarial y el uso adecuado del potencial humano, permite a las personas lograr objetivos y obtener éxito. El potencial humano es la suma de las facultades mentales, físicas y actitudinales con que cuenta un individuo para realizar acciones de manera satisfactoria. Existe diferencia substancial entre potencial humano y talento, aunque el talento forma parte del potencial de la persona en su conjunto.

Potencial. Es el conjunto de capacidades que una persona desarrolla a lo largo de su vida. No son atributos naturales, son habilidades aprendidas. Tienen que ver con la adquisición de conocimiento, la motivación por la superación personal y el esfuerzo para conseguirlo.

Talento. Es innato. Son las facultades naturales con las que se nace que permiten desempeñar ciertas acciones con habilidad y destreza superior. El talento está relacionado con la inteligencia y se manifiesta en las acciones providentes del dominio cerebral de cada individuo. Hay personas que destacan por su inteligencia matemática, lingüística y técnica (dominancia cerebral izquierda) y otras por su capacidad creativa, destrezas motoras, interpretación de los hechos (dominancia cerebral derecha).

La inteligencia, la creatividad y la capacidad de modificar creencias, que son el cúmulo de ideas y pensamientos que radican en el cerebro y que se consideran verdaderos e inamovibles (“yo así soy”) son parte de la naturaleza humana esencial y que se desarrollan a través de las conexiones neuronales o sinapsis que aumentan de manera significativa las funciones neurocognitivas.

La capacitación empresarial para generar potencial

Los adultos nos desarrollamos en el entorno productivo. Los retos y desafíos que proporciona el trabajo diario, las responsabilidades laborales, incitan a los individuos a exponer su potencialidad y explorar su talento.

La capacitación es la herramienta más efectiva para mejorar el desempeño de los empleados. Es un medio efectivo que facilita que los colaboradores estén facultados para responder a las necesidades, no sólo los requerimientos que los negocios demandan, sino también tomar las decisiones adecuadas y resolver problemas de sus vidas como individuos eficientes y responsables.

La capacitación no puede visualizarse como una obligación, sino como un derecho e incluso como un privilegio. Identificar en uno mismo las áreas de oportunidad, aquellas zonas débiles que merman la propia eficiencia, que de desarrollarse puedan aportar un cambio significativo en los resultados que se obtienen, constituye un privilegio indescriptible. La capacitación empresarial es una actividad planeada dirigida a reforzar fortalezas, a desarrollar habilidades y a corregir acciones y comportamientos no deseados a fin de lograr mejores resultados.

¿Qué hacer para desarrollar mayor potencial por medio de la capacitación en las empresas?

  • Adquiere conocimiento de tí mismo.

    Aplica un Perfil Personal de comportamientos y motivadores esenciales para identificar cuál es tu estilo de aprendizaje y de comportarte en tu relación con el entorno. Para conocer tus competencias aplica una Evaluación de 360 grados en la que participen las personas con las que te relacionas laboralmente en el trabajo.

  • Solicita retroalimentación.

    Es difícil contar con la objetividad necesaria para reconocer en uno mismo fortalezas y áreas de oportunidad. Solicita la retroalimentación honesta de tus jefes y compañeros. Podrás reconocer tu potencial y en qué necesitas mejorar.

  • Elabora un plan de acción.

    Define de manera detallada cuáles son los objetivos que deseas lograr y establece un plan de acción aterrizado y realista.

  • Solicita la capacitación.

    Presenta a tu superior o a Recursos Humanos tu solicitud de capacitación, justificando como esta inversión aportará valor a tu desempeño.

  • Comprométete.

    El éxito de la capacitación empresarial se fundamenta en gran parte en el compromiso adquirido por las personas a quienes se les ofrece la oportunidad para desarrollarse. La experiencia demuestra que gran parte de la inversión que hacen las empresas en cursos y talleres de formación para sus empleados, logran efectos mediocres respecto a los beneficios esperados por la falta del compromiso de los estudiantes en reforzar el aprendizaje adquirido en clase.

  • Aplica lo aprendido y mide tu avance.

    El aprendizaje sólo puede experimentarse en la práctica, cuando se aplica el conocimiento y se obtiene experiencia de los cambios realizados. El conocimiento teórico es pasivo, sirve para alimentar el intelecto, sólo el conocimiento activo, que es la práctica del mismo, lleva a la experiencia que permite tomar conciencia de los logros alcanzados.

En Megaron diseñamos programas a la necesidad de la organización de tal manera que se desarrollen capacidades, competencias y comportamientos en los colaboradores a fin de aumentar su eficiencia y compromiso en el logro de las metas propuestas.

51

Visualizaciones.

Entradas Recientes