Accountability para el éxito profesional

.

.

3 min. de lectura

Accountability para el éxito profesional

Actualizado: 9 jun

Accountability está relacionado con el término Accountable que es un vocablo de origen anglosajón que no tiene traducción en nuestro idioma y que aparece por primera vez en Inglaterra en el siglo XVI. Está relacionado con “la rendición de cuentas” del Rey a sus Súbditos”. El concepto de rendición de cuentas significa “hacerse cargo de la entrega final”, de ahí que en los tiempos actuales en que se ha rescatado este concepto, el significado que le damos está en la combinación de tres palabras que implican hacerse cargo tanto de la entrega final de algo como de estar presente y en acción durante el proceso de la tarea: compromiso, responsabilidad y proactividad.

Existen varias definiciones veamos algunas de ellas:

“No es solo lo que hacemos, sino también lo que no
hacemos, de lo que nos hacemos responsables”
Molière

“La obligación de un individuo u organización para
dar cuenta de sus actividades, aceptar su
responsabilidad sobre ellas y dar a conocer sus
resultados de forma transparente”
Business Dictionary

“Una elección personal para demostrar la
apropiación necesaria para alcanzar
los resultados deseados”
Roger Connors

“Es la medida de la altura de los líderes”
Jeffrey Benjamin

Accountability para el éxito profesional

El fundamento de este concepto se encuentra en el libro El Principio de Oz de Roger Connors y su equipo. Basándose en la historia del Mago de Oz, establece que para ser accountable es necesario superar las situaciones que se presentan en el trabajo sin excusas y sin buscar culpables, sino que cada quien es responsable de sus decisiones y acciones y por tanto de los resultados que obtiene. Es un concepto que se aplica en el desarrollo del talento humano en las organizaciones, en el ámbito laboral, aunque cualquier proceso de desarrollo individual aplica también en lo personal y particular. El objetivo es lograr a través de esta metodología potenciar la capacidad que tienen los líderes de ejercer su rol rindiendo cuentas por sus resultados con autonomía, compromiso y responsabilidad.

Cuando la metodología de accountability se extiende en toda la organización de una manera ordenada y coherente de dirigir el trabajo, el impacto cultural que produce es tan grande que la empresa se beneficia de contar con empleados responsables, seguros de sí mismos, comprometidos con los resultados del negocio y laborando en un clima de bienestar y satisfacción, donde los riesgos psicosociales en el trabajo, como el estrés, la carga de trabajo o el cansancio, prácticamente son erradicados.

Los principios de esta metodología son tres

1. Capacidad de “rendición de cuentas”. Rendición de cuentas es el espacio existente entre los empleados y los resultados que presentan de acuerdo a sus puestos y funciones asignadas. Su finalidad es generar transparencia y confianza de que la información que se presenta es correcta y se ajusta a las necesidades del negocio con la mayor exactitud posible. Esta información constituye en sí misma el insumo para ajustar proyectos y elaborar nuevos planes de acción.

La rendición de cuentas constituye un valor en sí mismo, puesto que implica tener la actitud de auto-compromiso para responder de manera efectiva a los requerimientos que pide la vida, tanto en el trabajo como en el plano social. La persona accountable rinde cuentas ante sí misma.

2. Capacidad de “hacerse cargo” de la situación. Corresponde a la actitud de asumir la responsabilidad total de una situación. Para ello la persona necesita comprender y considerar todas las circunstancias que concurren en un hecho. Para hacerse cargo de algo es indispensable saber que se espera de uno y contar de la misma manera con la información indispensable para asumir el control. Hacerse cargo de una situación es concederse el permiso a uno mismo para hacer lo que cree que hay que hacer a fin de conseguir un resultado satisfactorio para sí mismo y para los demás. Y lo más importante, es “hacerse cargo” no sólo de la situación, sino del proceso completo y de las acciones que se requieren para el cumplimiento de un objetivo.

3. Capacidad de responsabilizarse de la “entrega final”. Todas las acciones están orientadas a lograr un resultado. Son los resultados que obtenemos de la materialización de nuestras obras. El ser artista no se manifiesta teniendo una idea creativa en su cabeza, sino cuando esta idea se materializa, se plasma en una realidad tangible que puede ser observada por otros. Lo mismo sucede con el logro de resultados en el trabajo, deben entenderse como la “entrega final” la entrega de un producto o servicio que contiene la información necesaria y que responde en tiempo y forma a la solicitud de quien lo demanda. La entrega final está relacionada con la calidad, que es la capacidad que posee un objeto para satisfacer las necesidades implícitas y explícitas en el cumplimiento de cierta cualidad. Hacerse responsable de la entrega final, de la calidad del producto fruto de un proceso de rendición de cuentas es el objetivo primordial de accountability.

En Megaron desarrollamos fortalezas a través de la metodología de Accountability que genere el impacto cultural para contar con colaboradores responsables, seguros de sí mismos, laborando en un clima de bienestar y satisfacción, si deseas saber más de esta metodología y cómo implementarla en la empresa, contáctanos a contacto@megaron.com.mx

74

Visualizaciones.

Entradas Recientes