• Megaron

La importancia de la productividad en la nueva normalidad

“He observado que la gente que sale adelante aprovecha el tiempo que otros desperdician”

Henry Ford


Debido a la pandemia generada por el COVID-19 a partir del 1 de junio del 2020 México inició una fase que la Secretaría de Salud ha denominado la “Nueva Normalidad”, lo que implicó para el sector empresarial cambios importantes en las actividades que comúnmente se realizaban. Es evidente que la pandemia alteró al mundo en gran medida, pero también es cierto nos ha enseñado que podemos seguir generando y produciendo a pesar de no estar físicamente en el espacio físico tradicional. Después del Covid-19 el mundo no será el mismo y las empresas no serán tampoco las mismas.


La importancia de la productividad en las empresas es fundamental para el repunte de la economía, lo cual repercute directamente en beneficios para empleadores y empleados. Aumentar la productividad debe de ser un eje estratégico de cualquier empresa. Es necesario realizar acciones precisas que permitan alcanzar los objetivos propuestos. La estrategia de cualquier negocio debe estar enfocada en incrementar su rentabilidad y competitividad en el sector al cual pertenece, sean cuales sean las condiciones en las cuales se encuentre.


Realizar una gestión empresarial relevante, optimizar los recursos y las técnicas para trabajar de forma eficiente pueden ser puntos clave para mejorarla. La productividad es un indicador que debe tomarse en cuenta de manera objetiva y estricta.


Factores que influyen en la productividad de la empresa.


Existen diversos factores que influyen directamente en la productividad de una empresa:


La importancia de la productividad laboral en tiempos de pandemia.


El impacto económico que ha generado la pandemia afecta directamente a las empresas, productos y servicios. De ahí, la importancia de la productividad, de la implementación de estrategias enfocadas a resultados que integren tanto a empleadores como a empleados. El objetivo es hacer que las empresas sean más competitivas, lograr que los clientes las elijan a pesar de la variedad de opciones existentes en el mercado, hacer empleados más eficientes y productivos que sepan aprovechar los recursos que la organización les ofrece para construir negocios exitosos.


A mayor eficiencia mayor productividad, es decir, mejor aprovechamiento de los recursos existentes (humanos, materiales, económicos).


Para aumentar la productividad de la fuerza laboral proponemos las siguientes recomendaciones:

  1. Establecer metas. La claridad de los objetivos hace que los empleados se esfuercen y trabajen para alcanzarlos. Las metas, que son los procesos medibles y evaluables para alcanzar los objetivos, deben de ser lo suficientemente realistas para que el colaborador sepa que puede alcanzarlas, de lo contrario, cuando las metas no son realistas o se expresan de manera indefinida y los empleados no las perciben alcanzables, pueden tener un impacto negativo.

  2. Planificar efectivamente. Realizar planes a corto, mediano y largo plazo permite tener una visión de los resultados que se quieren alcanzar y sobre todo conocimiento de las actividades que deben realizarse para obtenerlos.

  3. Mantener una formación continua. Implementar programas de capacitación a los trabajadores les permite sentirse desafiados y comprometidos. Invertir en el desarrollo de los trabajadores es la inversión más productiva de la organización.

  4. Reconocer las iniciativas. Las buenas ideas aplicadas en los negocios siempre provocan mejoras en los procesos existentes, innovaciones en diversas áreas, implementaciones de nuevas tecnologías, etc. Es necesario estimular en el empleado la aportación de nuevas ideas y soluciones.

  5. Verificar si existe algún riesgo psicosocial. El riesgo psicosocial, como el estrés o el agotamiento mental, aparece en la percepción que tiene el trabajador respecto a cómo realiza su trabajo. La Norma Oficial Mexicana obliga a las organizaciones a que desarrollen políticas y planes de prevención que eviten y/o controlen estos riesgos psicosociales en el trabajo. La implementación de la NOM-035 obliga a empleadores y empleados a cumplir con ciertos delineamientos y atender situaciones relevantes que surjan en las áreas productivas.


Éstas son algunas:

  1. Cargas de trabajo excesivas.

  2. Comunicación ineficaz o nula.

  3. Indicaciones contradictorias o falta de claridad en las mismas.

  4. Poco o nulo apoyo de jefes y compañeros.

  5. Falta de claridad en actividades.

  6. Decisiones que afectan las funciones del empleado.

  7. Inseguridad en el trabajo.

  8. Acoso psicológico y/o sexual.

  9. Estrés laboral

  10. Otros...


La solidez de la fuerza laboral es clave para la productividad de cualquier empresa. La participación y compromiso desde la dirección general hasta los puestos de menor responsabilidad son de importancia inamovible para el éxito productivo de cualquier compañía.


En Megaron sabemos que las estrategias de cambio y crecimiento aumentan el nivel de productividad de cualquier empresa a pesar de los cambios de salud y su impacto en la economía que el mundo experimenta.

9 vistas

Entradas Recientes

Ver todo