• Megaron

Conversaciones Constructivas

En una crisis, escuchar y responder puede resultar muchísimo

más efectivo que cualquier intento de dirigir o controlar el

debate acerca de la situación”


-Robert Scoble


Conversar es un diálogo entre dos personas cuyo objetivo es intercambiar ideas, la mayoría de las veces de manera espontánea. Son los mecanismos que usamos las personas para comunicar nuestra versión de la realidad y nuestras impresiones de la misma.

De todos los intercambios orales que durante el día mantenemos con otras personas sólo algunos podrán considerarse significativos. Las conversaciones giran en torno a situaciones irrelevantes que poco aportan a nuestro pensamiento y cultura. A nivel general nuestras conversaciones (la mayoría intercambios orales no planeados) sirven para cortar el hielo con gente que no conocemos hasta establecer conexiones dentro de un marco convencional.



A menudo, algunas pláticas son superficiales, lo cual es el punto de partida para establecer contactos y prepararse para otras conversaciones más interesantes que vendrán después.





¿Cuándo son constructivas las conversaciones?


Las conversaciones llenas de contenido con un propósito comunicacional a través de las cuales se busca transmitir una idea y a la vez recibir las aportaciones de los demás, las consideramos conversaciones constructivas.

Las conversaciones para ser constructivas requieren de ciertos mecanismos del lenguaje hablado como son: consideración, razonamiento, respeto y diplomacia. Se necesita establecer diálogo de ida y vuelta, un intercambio activo, una actitud paciente y sobre todo gran habilidad de escucha.


Por medio de las conversaciones constructivas nos hacemos entender, podemos expresar lo que pensamos, cómo entendemos el mundo y cómo nos sentimos en relación al mismo.


A medida que las conversaciones son más profundas logramos establecer diálogos o intercambios de ideas alternativas, a través de los cuales conectamos con los demás de manera significativa.



La conversación constructiva es rica en contenido y se enfoca en algo concreto de la persona o personas intercambiamos ideas y posturas. Está cuidadosamente planeada a fin de asegurar que los mensajes llegarán al receptor de la manera que el emisor pretende.

Considero que la comunicación es mucho más que un intercambio de información, la conversación constructiva es un eficaz modelo comunicacional de transmisión de significados.


Pasos para mantener una conversación constructiva


La conversación constructiva tiene un fin en sí misma: lograr algo de otra u otras personas cuyo medio de influencia utilizado será exclusivamente el lenguaje. Tratan sobre diferentes temas como la solución de problemas, enfrentarse a desafíos, negociar resoluciones y evaluar resultados. Un enfoque comunicativo deficiente puede generar problemas o maximizarlos.



1. Conversación enfocada al problema, nunca a las personas.


Ante una situación problemática, el objetivo no es buscar culpables, es resolver el problema que se tiene enfrente. Las conversaciones ante un problema tienen que ir enfocadas en buscar soluciones, nunca en exponer los errores de otros.


Una vez el problema se haya resuelto, podremos abrir conversaciones maduras y responsables con respecto a las lecciones aprendidas durante el proceso.



2. Conversación congruente


Asertividad, ante todo. Entendemos por asertividad el conocimiento que tenemos de nuestros propios derechos y el respeto que mostramos ante los derechos de los demás. Es la habilidad para decir lo que pensamos sin ofender a los que nos escuchan. La conversación congruente significa decir las cosas con tanta precisión y sinceridad, utilizando el lenguaje verbal y postural adecuado, que genera confianza en el otro y lo predispone a colaborar.


3. Conversación descriptiva ausente de juicios


La conversación tiene que enfocarse en hechos, en evidencias que puedan mostrarse. Nunca hacer interpretaciones de estos hechos o juicios de valor. Los juicios son interpretaciones subjetivas de la realidad y cuando emitimos juicios en nuestras conversaciones los demás pueden considerarse agredidos y se defenderán.


4. Formular preguntas


Es un proceso conversacional, es importante preguntar desde la aclaración de un aspecto que puede quedar confuso en medio de la conversación, hasta mostrar interés en saber más de lo que se espera de nosotros. Es necesario tener claridad qué espera el otro o los otros de nosotros para saber de qué manera podemos contribuir.


5. Conversación oportuna


Las conversaciones constructivas no se dan cuando nosotros queremos, se dan cuando el receptor está disponible.

Eso implica por nuestra parte determinar el momento oportuno, generalmente es conveniente no caerle de sorpresa a alguien con una conversación difícil por el tema que exponemos. Posiblemente, no exista en el otro la apertura para escuchar y dialogar y la conversación se convierta en nuestro monólogo que puede caer mal e incluso se cierre la posibilidad de que podamos volver a intentarlo.


6. Conversación valorativa de las aportaciones de otros


Cuando valoramos las aportaciones de los demás y apreciamos su valía, las personas se sienten reconocidas, importantes y útiles. Las conversaciones deben enfocarse en integrar a los demás a nuestra causa a través de reconocimiento honesto por lo que hacen y cómo lo hacen. Del mismo modo debemos estar dispuestos a integrarnos en las causas de los demás. Eso sólo es posible si existe disposición positiva por ambas partes y la manera de lograrlo es reconocer, apreciar y agradecer las contribuciones de las personas con quienes convivimos.





10 vistas