• Megaron

Roles que jugamos

Actualizado: may 27

ROLES Y RESPONSABILIDADES


Los roles son los papeles que desempeñamos en la vida, y los mantenemos a través de las interrelaciones que construimos con los otros durante nuestro estar en el mundo. Cada rol conlleva un enfoque y responsabilidad diferente, que además van variando a lo largo de nuestra vida.


Descargar artículo completo:  Roles que jugamos


Por medio de nuestros roles logramos no sólo relacionarnos con las personas más importantes de nuestra vida, sino que además nos motivan a expresar nuestros principios más profundos y auténticos, así como nuestras aspiraciones más elevadas.


LOS ROLES QUE DESEMPEÑAMOS

Todos los roles que desempeñamos en la vida tienen que ver con la relación que establecemos con otros, incluso con animales y plantas. Tomamos decisiones, actuamos y nos comportamos siempre en busca de alcanzar algún objetivo o el anhelo de lograr algún propósito, ya sea de manera consciente o inconsciente.


A nivel general existen dos tipos de roles:


Roles implícitos: son aquellos roles que no hemos elegido, están marcados por la costumbre, la presión social y por las leyes dictadas en la comunidad, por ejemplo: los roles de hijo, hermano, nieto, alumno o  ciudadano.


Roles de elección: considerando que los seres humanos estamos obligados a tener que elegir y a tomar decisiones constantemente, los roles que asumimos en la vida están relacionados con las elecciones que hacemos y las decisiones que tomamos.

Así, los estereotipos culturales y sociales marcan gran parte de los roles que desempeñamos. Nos convertimos en padre, madre, pareja, vecino, jefe, colaborador, líder, proveedor, usuario o feligrés, es decir, nos convertimos en lo mismo que hacen la mayoría de las personas con quienes convivimos, y mimetizamos aquellos comportamientos que se adecúan a la visión que tenemos de nosotros mismos, de lo que somos y de los que nos gustaría ser.


¿Identificas tus roles?

¿Identificas tu singularidad frente al entorno?

¿En qué eres diferente?

¿Quién eres tú?


CUIDADO CON CONFUNDIR ROL Y FUNCIÓN

La función es el conjunto de tareas asignadas para el cumplimiento de una determinada encomienda. Por ejemplo, la funcion de un padre es proveer de los insumos básicos para que el hijo pueda crecer saludable; la función de la recepcionista es atender a las personas que llegan y asegurarse de que firmen la hoja de visitante; la función de un jefe es conocer sus áreas de desempeño y contar con la competencia para llevarlas a cabo y lograr resultados positivos. Eso es la función: el conjunto de tareas asignadas para alcanzar un logro en específico.


La función da cuenta de las responsabilidades de la persona en el puesto que ocupa, y se especifica a través de los objetivos que debe de cumplir, así como de las actividades que le corresponden realizar.


El rol no está predeterminado, surge de la manera en que el individuo encarna la responsabilidad inherente a la función o el cargo que desempeña, se trata de la huella personal que le confiere a la función que realiza.

El rol es la particular forma en que cada persona ejerce la función que le es establecida. El rol es un estilo, un modo de comportarse, una manera de llevar a cabo las diligencias establecidas. Continuando con el ejemplo: un padre puede ser un buen proveedor y en cambio mantener un rol de padre muy bajo (falta de presencia con el hijo, etc.); la recepcionista que cumple muy bien con las tareas asignadas, sin embargo, adopta un rol ausente, no quiere involucrarse en los requerimientos de los visitantes; el jefe que es un buen manager, pero no adopta el rol de líder, de estimular, motivar, acompañar y desarrollar a su equipo.


Los reclutadores en Recursos Humanos lo saben muy bien, nunca podrán contratar a un líder, sólo podrán contratar a un individuo que en otras ocasiones haya demostrado que es capaz de ejercer comportamientos de liderazgo. No hay ninguna garantía de que esta persona, que el algún momento se comportó como líder, lo vaya a repetir en su nuevo empleo. Para que el rol de liderazgo se manifieste hacen falta ciertas condiciones en el entorno que sean propicias.


Lo mismo sucede con todos los roles que ejercemos en la vida. A pesar de los estereotipos y paradigmas existentes, cada individuo ejercitará sus roles de manera personal de acuerdo a cómo entiende el medio, a cómo reacciona frente a la circunstancia, a su nivel de involucramiento en el mismo y  de acuerdo a su propia personalidad y contexto. De ahí que el rol sea una experiencia personal que cada quien desempeña de forma particular y única.


¿Eres consciente de que las decisiones más importantes de tu vida dependen de cómo interpretas tu circunstancia?

Contáctanos 

+52 (55) 5290 7812

+52 (55) 5290 7813

Avenida Jesús del Monte 44, despacho 301, Interlomas,

Estado de México,

C.P. 52764

Mensaje

© 2020 MEGARON