Desarrolla tu plan de carrera

.

.

4 min. de lectura

Desarrolla tu plan de carrera

“La vida no se trata de encontrarte a ti mismo.
La vida consiste en crearte a ti mismo”,
George Bernard Show.

Tradicionalmente las organizaciones han dedicado tiempo y esfuerzo para señalar a sus empleados las áreas de desarrollo que deben emprender a fin de proveerles de los conocimientos necesarios para desempeñarse en las tareas encomendadas. Hoy en día, es el colaborador quien toma medidas sobre su propio crecimiento profesional, se fija objetivos y metas para poseer nuevas habilidades y se prepara para adquirir nuevas responsabilidades. Los colaboradores necesitan adoptar una actitud más activa en su desarrollo profesional. El desarrollo de un plan de carrera es fundamental para la medición personal de las capacidades, habilidades y competencias.

¿Qué es un plan de carrera?

Es el proyecto de desarrollo profesional que traza el camino a seguir, guiado por los objetivos personales o profesionales de los colaboradores en la organización. En la actualidad, el desarrollo profesional va de la mano con el desarrollo de los planes de carrera, que es una estrategia para darle forma y propósito hacía dónde va la vida laboral de las personas. El propósito y los objetivos laborales cambian a través del tiempo con la aparición de nuevas necesidades y oportunidades.

Toma en cuenta las siguientes reflexiones:

1. No existe el mejor momento para trazar un plan de carrera. Reconoce que este puede ser un buen momento para ti. Puedes empezar tu plan de carrera ahora mismo. Es cuestión de tomar una decisión. ¡Anímate, comienza, no esperes más!

2. Pide ayuda. No temas pedir ayuda, busca a un mentor o un coach que pueda apoyarte e impulsarte. Pensar en voz alta, platicar ideas con otra persona te calificará la mente.

3. Construye redes de contacto. ¡No te aísles! Ten en cuenta que todas las personas pueden aportar algo, lo cual te ayudará a generar nuevos propósitos. Trabaja en tu networking, realiza alianzas.

4. Combate la procrastinación. Cuando procrastinamos no solo evadimos una tarea, sino que entramos a un futuro incierto donde no habrá resultados. La procrastinación es la causa del fracaso de prometedores proyectos. La mejor manera de evitar la procrastinación es realizar un plan y tener la fuerza de voluntad para llevarlo a cabo.

5. Crea un plan práctico. Diseña un plan práctico, aplica un modelo que te guíe. Te recomendamos el modelo SMART, es sencillo y amigable.

Te recomendamos nuestro webinar: Diseñar tu plan de vida y carrera

Qué necesitas hacer para crear un plan de carrera

Tener claridad del futuro que quieres lograr, saber qué quieres, contar con la sana ambición de prosperar, reconocer tus capacidades y habilidades, estar dispuesto a construir un plan y llevarlo a cabo y aprender en el proceso. Esas son las claves para el éxito en tu vida profesional, las decisiones que tomes determinarán el rumbo de tu vida. Crear tu plan de carrera es partir del punto en el que te encuentras hoy para dirigirte hacia donde quieres llegar y cómo vas a lograrlo.

1. Evalúa cómo estás ahora. Es importante saber dónde te encuentras en este momento, es una buena manera de comenzar. Contesta las siguientes preguntas:

  • ¿Qué me motiva?
  • ¿Qué disfruto hacer?
  • ¿Cuáles son mis prioridades?
  • ¿Me gusta mi estilo de vida?
  • ¿Me siento a gusto en mi empleo actual?

2. Define tu objetivo. Es momento de decidir a dónde quieres llegar y reflexionar si las acciones de hoy te llevarán a donde quieres llegar. Ten en cuenta tus conocimientos, habilidades y competencias más sobresalientes, son los recursos más importantes que dispones. Tu objetivo debe ser realista, alcanzable y medible.

3. Determina tus motivadores. Te has preguntado ¿qué te motiva y por qué?. Los motivadores pueden ser extrínsecos e intrínsecos. Los extrínsecos son cualquier cosa que te motive fuera de ti mismo: un mejor sueldo, el horario de trabajo, los reconocimientos etc., lograrlos no dependen sólo de ti, están involucradas otras personas y situaciones para que los puedas conseguir. Los motivadores intrínsecos son lo contrario, son aquellos factores que reflejan tus pasiones y autoestima, por ejemplo: el aprendizaje, los proyectos relevantes y significativos. Los motivadores intrínsecos nacen contigo y solo tú los puedes lograr. Dependen de ti.

4. Conócete a ti mismo. Conoce tu potencial. Es el cúmulo de tus fortalezas y debilidades, en otras palabras, aquellos puntos fuertes y débiles de ti mismo que te caracterizan, que pueden constituir oportunidades o amenazas para cualquier objetivo que desees alcanzar ya sea personal o profesional. Las fortalezas son los rasgos dominantes de las personas y las debilidades lo opuesto. Por ejemplo, una fortaleza en alguien es el afán de superación y una debilidad el conformismo.

5. Reconoce tus logros. Es hora de pensar sobre los logros que has alcanzado. Contesta las siguientes preguntas:

  • ¿De qué manera he contribuido a la empresa donde laboro?
  • ¿He tenido iniciativas?, ¿cuáles?
  • ¿Qué resultados he obtenido?
  • ¿Los resultados me parecen satisfactorios?

6. Construye tu red de contactos. Y si ya la tienes evalúala, determina quienes te pueden aportar en determinado momento, puedes comenzar con colegas, compañeros de trabajo, jefes anteriores, profesores etc. Recuerda que los contactos te deben aportar valor, puedes buscarlos también en grupos de redes sociales o en eventos relacionados a tu formación. Mantén comunicación frecuente.

7. Revisa tu plan. Nada se da por sentado, tu plan puede cambiar a través del tiempo, los gustos, las ideas cambian, lo importante es que lo vayas adaptando a las nuevas necesidades y objetivos.

En Megaron contamos con asesoría para crear tu plan de carrera o bien con el asesoramiento, la identificación y desarrollo de talento para tus colaboradores. Escríbenos a contacto@megaron.com.mx con gusto podemos asesorarte.

54

Visualizaciones.

Entradas Recientes